PREGUNTAS HABITUALES ASESORIA SEXUALIDAD

Preguntas habituales asesoría sexualidad

¿Es posible que se dé un embarazo sin penetración? Hace dos semanas estuve con mi novia y rocé mi pene con su vagina y creo que me había salido líquido pre-eyaculatorio...

Si rozaste el pene o el dedo, con semen o líquido preseminal, con la vagina pero no hubo penetración no es posible un embarazo. Lo más probable es que el retraso se deba a la ansiedad que genera la espera.

Copulamos el día 13. El 14 tomé la píldora del dia después. Debería haberme bajado la regla el día 11, pero hoy es 21 y aún no lo ha hecho. Ayer me hice la prueba y no estoy embarazada...

Tras la toma de la píldora de emergencia, aparece un sangrado que en ocasiones cambia o altera el sangrado menstrual. También es posible que el retraso se deba a otra causa, ya que existía antes de mantener relaciones sexuales. En el caso de que se hubiera producido un embarazo, al realizarse el test el día 20, no es tiempo suficiente para que el resultado resulte fiable. Es necesario que al menos hayan pasado 15 días desde la relación sexual.

Hola, tengo 29 años y no obtengo placer con la penetración (nunca la he tenido ni con mi ex ni con mi novio actual) y me da vergüenza decirlo, por si es un problema...

No es ningún problema, al contrario: te encuentras entre la mayoría de las mujeres a las que les sucede lo mismo. La anatomía de la mujer está diseñada de forma que la vagina tiene menos sensibilidad (también es el canal del parto y si fiera muy sensible sería más doloroso) y el clítoris tiene mucha sensibilidad. Lo que sucede es que tradicionalmente las relaciones sexuales se han realizado desde el modelo masculino, es decir, centradas en el pene y la penetración, que es la mejor forma para que los hombres se exciten y lleguen al orgasmo, pero no para las mujeres. Para éstas el camino más placentero y directo al orgasmo es a través de la estimulación del clítoris.

Cuando lo hago no siento nada (sólo cuando me penetra y cuando va a sacarla) y siempre acabo fingiendo. Sin embargo antes del acto suelo estar tranquila humedecida...

Sientes donde habitualmente se siente, es decir, en la entrada de la vagina que es donde existe un mayor nivel de sensibilidad, sin embargo, la vagina por dentro apenas tiene sensibilidad, por ello sólo con la penetración es difícil que puedan sentir más placer y llegar al orgasmo. El principal órgano de placer para la mujer es el clítoris, conviene que aprendas a estimularlo antes y durante la penetración, individualmente para que luego puedas enseñar a tu pareja.

Hola, mi pregunta es la siguiente: yo con mi pareja lo he hecho ya hace algunos meses pero no siento nada; solo ganas de orinar ¿eso a qué se debe? Gracias

Es un síntoma que a veces se experimenta con la excitación sexual. Algunas mujeres sienten ganas de orinar cuando se excitan sexualmente; en realidad no son realmente ganas de orinar, sino la sensación cuando se esta cerca del orgasmo, en la fase de la excitación sexual que se conoce como plataforma, que es cuando la zona de la vulva está llena de sangre y la lubricación vaginal es muy abundante. Por esto en algunas mujeres, esta sensación de excitación va acompañada de unos fuertes deseos de orinar, ya que las raíces del clítoris rodean la uretra y pueden estar cerca de la vejiga. También puede tenerse esa sensación cuando se estimula el punto G, el contacto de este punto, situado dentro de la vagina, inicialmente produce sensación parecida a las ganas de orinar. Y luego, al producirse el orgasmo, algunas mujeres producen un líquido eyaculatorio que puede ser amarillo, como la orina, pero no lo es. En cuanto a lo que puedes hacer: orinar antes de empezar con las relaciones sexuales, lo que te ayudará porque tendrás la vejiga vacía. Si esto no ayuda, significa que no es orina sino eyaculación. Entonces lo que puedes hacer es dedicarte a disfrutar la sensación de liberación, no lo reprimas. Con la higiene diaria adecuada todos los fluidos de nuestro cuerpo son naturales. El momento del orgasmo es un instante de descarga de energía de liberación. Si retienes, aprietas, te será muy difícil alcanzar la sensación orgásmica y te estarás perdiendo el placer. Para poder "sentir" has de conocer tu cuerpo y la forma de estimularlo, sobre todo el clítoris.

Tengo problemas para mantener sexo anal con mi pareja y me gustaría que me dijera algunas tácticas para que me resultara placentero o que no me incomodara (los lubricantes de momento no funcionan).

La mejor "táctica" además de usar lubricante es la excitación. Y para ello es necesario invertir tiempo en ello. Además de la estimulación oral de la zona del ano, comenzar primero con la introducción de uno o dos dedos de forma que con la estimulación, la excitación vaya relajando el ano y una vez lubricada la zona, comenzar con la penetración despacio. Es importante que el ritmo y la profundidad de la penetración los controles tú y así encontrar la forma que te resulte placentera.

Me resulta físicamente imposible hacerlo (siento nervios, miedo a que me duela y a no estar preparada...) ¿tengo un problema en la vagina? ¿Este miedo se irá algún día?

Ese miedo puede derivar en una dificultad que se conoce como vaginismo, se produce por una contracción de la musculatura que rodea la vagina, en el momento de la penetración te pones muy tensa y esta musculatura también. Te sugiero que busques una asesoría de sexología para jóvenes o que vayas al centro de planificación familiar, donde suele haber un sexólogo; también puedes acudir a una consulta de terapia sexual privada, es necesario afrontar el miedo y para ello existen una serie de ejercicios que pueden ayudarte. El miedo por sí solo no desaparece.

Con una chica no conseguí la erección y hasta ese día había tenido relaciones normalmente. Desde esa vez estoy nervioso y temeroso de que se repita. ¿Cómo puedo lograr calmarme?

La respuesta tranquilizante es la que ya te habrán comentado y la que es probable que tú te hayas dicho, es decir, "esto es psicológico, no tienes ningún problema en el pene, es el miedo a fallar y que suceda nuevo lo que hace que finalmente la profecía se cumpla", aunque es poco probable que pensar esto te sirva para no ponerte nervioso. Si se pudiera controlar a voluntad, ya lo habrías hecho y no habría problema. Es normal que en algunas situaciones la erección no se produzca o se baje una vez alcanzada. El alcohol, cambios en la estimulación, las condiciones en que se tienen las relaciones, la falta de confianza con la otra persona, pueden ser factores que influyen, pero la mayor parte de los chicos confían plenamente en su pene y consideran que ha de funcionar el 100% de las veces, en caso contrario lo viven como un fracaso. Una vez que se ha tenido un problema de erección ya se anticipa que la siguiente vez volverá a suceder lo mismo y uno se mete en el círculo vicioso de nunca acabar. Sin embargo, una vez que uno está en ese círculo vicioso lo más interesante es saber cómo salir y para ello hay que disponer de determinada información que sólo se puede saber si en unas cuantas ocasiones uno está en la relación sexual haciendo lo posible para NO tener la erección, el esfuerzo que has puesto hasta ahora en tenerla, impide que seas consciente; así que se trata de no tener la erección, incluso en el caso de que la tuvieras buscar la forma de bajarla; así puedes averiguar mucho más y superar esta situación. Te invito a probarlo y ya me dirás cuál es el resultado que te ha producido y qué información has obtenido de esa experiencia. Pero recuerda que el reto y lo verdaderamente difícil es que en la próxima relación hagas lo posible para no tener la erección, puedes acariciar a la chica con la mano, la boca, utilizar otras partes del cuerpo...

Soy eyaculador precoz con penetración, aunque no me pasa en la masturbación en pareja o en las felaciones. Al hacer el amor intento disfrutar y relajarme, pero duro unos segundos...

Precisamente que intentes disfrutar y relajarte es el método que no funciona, porque tanto la posibilidad de disfrutar, como la de relajación son involuntarias y en el momento que te esfuerzas para conseguirlo ya estás interfiriendo en ello. Uno se relaja y disfruta cuando no lo intenta. Pero en el caso de eyacular antes de lo que te gustaría en la penetración tiene que ver con un aprendizaje inadecuado de las sensaciones que preceden a la eyaculación, no se identifican y la respuesta de excitación es muy rápida. La terapia sexual tiene diseñado un programa de control en este sentido, son una serie de ejercicios conductuales que permiten adquirir ese control, pero no se trata de un truco concreto que se pueda realizar, hay que seguir el programa y para ello lo más adecuado es acudir a un/una terapeuta sexual.

Yo siempre he sido muy activa sexualmente, pero desde que nos fuimos a vivir juntos he perdido el deseo...

Es algo habitual que con la convivencia el deseo se resienta al principio. Muchas parejas piensan que en el momento de la convivencia van a tener más deseo y más relaciones porque disponen de un espacio y más tiempo para estar juntos, pero la realidad es que sucede al contrario la seguridad de tener a la pareja cuando se quiera, los ritmos de trabajo, la propia estabilidad, la rutina, afectan al deseo. En principio, estas dificultades suelen desaparecer con algunos ajustes, pero tampoco conviene dejar pasar el tiempo y pensar que va a pasar sólo. Hay que buscar la forma de mantener cierta distancia con la pareja, el amor sólo no basta para mantener el deseo, preparar el escenario, provocar, imaginar, cambiar del lugares, darse una cita como cuando no se convivía. Digamos que el deseo hay que alimentarlo y no dejarse llevar por la pereza o la comodidad de la vida en común, porque ahí desaparece.